Nicko McBrain

IRON MAIDEN Tulsa 26/2/16

.
Por Mauricio Durán
Presidente de Iron Maiden Blood Brothers Colombia 

Nicko es la energía pura de Iron Maiden. Su dinamismo y enérgica ejecución impulsa el sonido de la banda en vivo. Baterista revolucionario, poseedor de un estilo poco habitual en el metal, pero que ha sabido desarrollarlo de manera perfecta dentro del engranaje musical de la Bestia. Además, su gran carisma como persona lo ha convertido en el integrante más cercano a los fans, algo que ha fortalecido los lazos de la Doncella para con su público.

.
Michael Henry McBrain, conocido como ‘Nicko’, nació el 5 de junio de 1952 en Hackey, Londres, Inglaterra, en un hogar de clase media. Su padre fue un actor y comediante aficionado al jazz, que en sus ratos libres interpretaba la trompeta.

La historia de Nicko con la música comenzó frente a un televisor a la edad de 10 años. Su padre quiso transmitirle su amor por el jazz, razón por la cual, un día lo invitó a ver un programa de televisión en el que se estaba presentando una banda de ese género llamada Dave Brubeck Quartet. Como resultado, Nicko quedó absolutamente impactado con Joe Morello, baterista de dicha agrupación.

Inmediatamente se acabó el show de TV, Nicko se fue a la cocina, cogió dos cuchillos de mesa y empezó a tamborilear contra la estufa, la lavadora, mesas, ollas y todo lo que encontró a su paso. En consecuencia, la cocina quedó semidestruida: los objetos resultaron con la pintura dañada y había trozos de madera por el piso. Su madre y su padre corrieron asustados y le gritaron: “¿¡qué estás haciendo!?”. Nicko en ese momento le dijo a su padre: “yo voy a ser un baterista. El mejor del mundo”.

Los meses siguientes Nicko siguió tocando con latas de galletas como tambores y con las agujas de coser de su madre como baquetas, lo que la tenía a ella desesperada.

Si bien en un principio a los padres de Nicko no les agradó mucho que él se interesara por un instrumento como la batería, que puede ocasionar inconvenientes con los vecinos, lo apoyaron decididamente. De hecho, su padre fue quien le compró su primer juego de tambores luego de que Nicko lo pidiera como regalo para la Navidad de 1963. No obstante, sólo un año después pudieron comprárselo debido a su alto precio en ese entonces.

Su primer kit de batería era muy sencillo. Constaba de un redoblante, un tom, un platillo, dos baquetas y dos escobillas, pero eso fue suficiente para que aquel adolescente de 12 años iniciara el camino de la percusión.

En ese entonces transcurría el primer lustro de los años 60, pleno auge de The Beatles, así que esa fue la primera banda que comenzó a escuchar. Luego conocería a The Rolling Stones y Led Zeppelin, otras agrupaciones que marcaron su experiencia con la música.

Sus principales influencias fueron bateristas como John Bonham (Led Zeppelin) y Keith Moon (The Who), así como algunos jazzistas de la talla de Buddy Rich, Gene Krupa, y el ya mencionado Joe Morello.

Su carrera como músico empezó a los 14 años cuando empezó a tocar con regularidad en bares y en recepciones de matrimonio. Un año más tarde, al terminar el colegio, ingresó a la universidad a estudiar ingeniería mecánica debido a que sus padres le insistieron en que hiciera una carrera profesional. Esto porque ellos consideraban que dedicar su vida a la música podía ser “un camino incierto”. Sin embargo, a la par con sus estudios universitarios, el buen Nicko se ganaba su propio dinero tocando como músico de sesión en cuanto proyecto le salía. De este modo, tocó en álbumes de jazz, blues, pop, soul y rock.

Cuando Nicko se graduó como ingeniero, a la edad de 21 años, le expresó a su madre: “Ya he hecho lo que ustedes me dijeron. He pasado con honores. Ya tengo un título. Ahora me voy por el camino de la música”.

Para 1975, con 23 años, se unió a su primera agrupación profesional, Streetwalkers. Con ellos grabó dos álbumes que tuvieron muy buenas críticas, pero poco éxito comercial. Al año siguiente se retiró. Los siguientes meses volvió a trabajar como baterista de sesión y luego hizo parte del power trío del reconocido guitarrista Pat Travers. Con él grabó dos álbumes, hasta su salida en 1977.

Al año siguiente, se integró a una banda de hard rock llamada McKitty. Estando en esta agrupación ocurrió algo importante: Steve Harris vio a Nicko tocar por primera vez. En 1979, Iron Maiden y McKitty estaban compartiendo escenario en un festival en Bélgica. Durante la presentación de ésta última, el guitarrista tuvo un problema técnico y, mientras lo solucionaban, Nicko se vio obligado a realizar un solo de batería improvisado. Steve, a pesar de no ser amante de los solos de batería, quedó muy impresionado y pensó que aquel joven tenía un talento superior al de un baterista común.

McBrain no duró mucho tiempo con McKitty, así que 1980 se incorporó a la banda más importante de la que hizo parte antes de la Doncella: Trust. Esta agrupación francesa, considerada como la banda de hard rock más importante en la historia de su país, le permitió a Nicko llegar a audiencias más multitudinarias y tener reconocimiento internacional. Con ellos grabó un trabajo discográfico que saldría a la luz en 1981.
.

Los tambores de la bestia

Trust teloneó para Maiden en la gira del Killers (1981), lo que hizo que Nicko se conociera con los integrantes de la agrupación inglesa y se hicieran grandes amigos. Incluso, en un concierto en el que Clive Burr, por entonces baterista de la Bestia, se lesionó y no podía tocar, Steve le pidió a Nicko que lo reemplazara. Para este show, por solicitud del mánager Rod Smallwood, Nicko tuvo que usar todo el tiempo una máscara de Eddie para que el público no se percatara de la ausencia de Clive.

Meses después, en diciembre de 1982, Trust entró a estudio para grabar su siguiente álbum, pero en ese momento se presentaron desacuerdos entre el baterista y los demás integrantes, lo que derivó en su salida de la agrupación. Por coincidencia, por los mismos días Clive fue despedido de Maiden.

Debido a la admiración musical y el aprecio personal que Harris tenía por McBrain, el bajista lo escogió para llenar la vacante de los tambores. Paradójicamente, quien reemplazó a Nicko en Trust fue Clive.

El ensamble de Nicko con la banda fue prácticamente inmediato. Steve quiso que para el Piece Of Mind (1983), su primer álbum con él, hubiera una especie de “presentación” del nuevo integrante para con los fans. Es así como le pidió a McBrain que hiciera un intro de batería para la canción que abría el disco, Where Eagles Dare. Nicko duró todo un día en el estudio componiendo únicamente dicho intro, debido a que Steve le rechazó varias propuestas, pues no quería que pareciera un solo de batería. El resultado final le encantó al bajista. Tanto por el intro, como por toda la canción, este clásico es considerado por los expertos como una pieza maestra de los tambores en el heavy metal.

Desde entonces, McBrain permanece en la banda. Su estilo terminó de consolidar un sonido que ha trascendido a través de tres décadas y que ha convertido a Maiden en la agrupación más grandiosa de su género.
.

Otros proyectos

Nicko ha estado dedicado de lleno a Iron Maiden desde su ingreso hace más de 30 años, por lo cual el batería sólo ha realizado un par de proyectos externos.

En 1991 McBrain publicó un video instructivo para batería llamado Rhythms Of The Beast, en el cual presentaba algunas técnicas y trucos de su interpretación musical para orientar a aprendices y conocedores. Para su realización contó con Dave Murray como guitarrista invitado. El video salió a la venta en VHS en ese momento y en 2010 fue reeditado en DVD.

Posteriormente, en 2011 el ‘loco de los tarros’ se involucró en un súper grupo con fines benéficos llamado WhoCares. La banda contaba con Ian Gillan (Deep Purple), en la voz; Tony Iommi (Black Sabbath), en la guitarra líder; Jason Newsted (ex Metallica, ex Ozzy Osbourne, Newsted), en el bajo; Jon Lord (ex Deep Purple), en los teclados; Mikko ‘Linde’ Lindström (HIM), en la segunda guitarra, y McBrain en la batería.

WhoCares grabó dos temas con los cuales se editó el single Out Of My Mind / Holy Water. El proyecto tuvo como fin recoger fondos para la reconstrucción de una escuela de música en Armenia, país que fue fuertemente afectado por un terremoto en años anteriores.
.

Legado en Iron Maiden

Nicko es la energía pura de Iron Maiden. Su dinamismo y enérgica ejecución impulsa el sonido de la banda en vivo. Baterista revolucionario, poseedor de un estilo poco habitual en el metal, pero que ha sabido desarrollarlo de manera perfecta dentro del engranaje musical de la Bestia.

La ejecución de la batería de Iron Maiden se caracteriza por poseer una serie de complejos y minuciosos arreglos, a veces no muy notorios en primer plano, pero que sin ellos la banda no sonaría igual. Fills de batería con sus impresionantes nueve toms y un meticuloso manejo de los platillos ride hacen parte de estas características.

Así mismo, el perfecto entendimiento y sincronización musical de McBrain con Harris hace que la base de ritmo de la banda suene absolutamente impecable. “Tenemos un sexto sentido, yo soy su yin y él es mi yang”, dice Nicko para referirse a la química musical que tienen.

Pero algo que siempre ha llamado la atención de la manera en que Nicko interpreta su instrumento es el hecho de que no utiliza un doble bombo o doble pedal. Dentro del sonido clásico del heavy metal es una pieza importante y es extraño ver bateristas del género que no lo utilicen, máxime cuando debe seguir los incesantes galopeos del bajo de Steve.

Nicko asegura que usar los dos pies le parece algo complicado cuando él puede hacer lo mismo con un solo pie. Lo anterior resulta sorprendente teniendo en cuenta que esto le exige una velocidad superior para dicha extremidad, algo que causa admiración entre los expertos y entendidos del mundo de la percusión.

Él asegura que es un asunto de preferencia y que se acostumbró a tocar así debido a la forma como trabaja con Harris.

Por otro lado, otro de sus principales aportes a la banda es su increíble carisma. Sin duda, es el integrante más cercano a los fans debido a su alegría y espontaneidad, lo cual ha fortalecido los lazos de la Doncella para con su público. Además, con ello también genera un excelente ambiente al interior de la banda.

.
Vida personal

Y esa alegría y espontaneidad de Nicko es inigualable. Siempre está haciendo bromas, muecas y no puede terminar una frase sin hacer reír. Siempre es el alma de la fiesta, el que se roba el show en un grupo de personas. Un hombre supremamente divertido, amable, educado y con una gran dosis de humildad. No obstante, también tiene sus momentos y puede llegar a ser de mal genio en ocasiones.

Es cristiano por convicción desde 1999. Afirma que desde que empezó a acercarse a la Iglesia, por invitación de su esposa, su vida cambió para bien, pues antes bebía mucho y su fe en Dios le permitió alejarse de ese hábito.

Su sobrenombre ‘Nicko’ tuvo origen en su infancia. De niño tuvo un especial cariño por un oso de peluche al cual llamó ‘Nicholas The Bear’. Debido a que lo llevaba a todas partes, sus padres empezaron a decirle al niño ‘Nicky’.

Años después, un compañero de una de sus primeras bandas lo presentó con otra persona como ‘Neeko’. Al baterista le pareció un sobrenombre llamativo, pero lo ajustó a ‘Nicko’ para que tuviera la sonoridad del inglés. Desde entonces, tanto sus allegados como los fans lo conocen de esta manera y no por su nombre real Michael.

Nicko tuvo un hijo con su expareja Catherine Federman llamado Nicholas (nacido en 1983), quien actualmente vive en Londres. Posteriormente, en 1989 se casó con Rebecca McBrain, una estadounidense con quien vive en Boca Ratón, Florida, USA, y tienen un hijo al que llamaron Justin (nacido en 1992). Sus dos hijos tocan la batería.

En Boca Ratón el baterista tiene un restaurante de costillas y comida a la parrilla llamado Rock n’ Roll Ribs, el cual goza de gran reputación en la zona. Ha sido calificado como de los mejores sitios de costillas en la Florida. El lugar está decorado con artículos de Iron Maiden, en particular, elementos que han hecho parte del escenario de la banda en las diferentes giras. Allí, los fines de semana Nicko se reúne con un grupo de amigos, con quienes, bajo el nombre de McBrain Damage, interpretan covers de diferentes bandas de rock, incluyendo la Doncella. El toque lo hacen en el parqueadero del restaurante para deleite de los clientes y de los fans de Maiden de la zona que acuden a verlo.

En sus tiempos libres, Nicko practica con bastante frecuencia el golf. También gusta mucho del billar y asiste como invitado a importantes campeonatos en Estados Unidos.

——–

Para esta biografía se usaron como fuente diversas entrevistas, testimonios, documentales, libros y artículos de confiable credibilidad.

Visita nuestra galería de fotos de Nicko.

Anuncios